Harri bihur!

Harri bihur! ¡Vuélvame piedra! Así respondió la joven que había robado el rosario a la Virgen en la cercana ermita y que huía a caballo para negar su delito. Y así quedó, convertida en piedra para siempre, por ladrona y, tanto o más, por mentirosa y perjura: Andrearriaga, la piedra de la mujer. La piedra […]